fbpx

Blog

Sociedades constituidas en Uruguay para ser utilizadas como Holding Company (planificación fiscal) – Parte II

Sociedades constituidas en Uruguay para ser utilizadas como Holding Company (planificación fiscal) – Parte II

Días atrás mencionamos por qué creemos que las empresas uruguayas constituidas para ser Holding Company son tan atractivas para ser utilizadas con dicho propósito. En esa ocasión centramos nuestro análisis en la distribución de dividendos o utilidades realizado por aquellas empresas en las que la Holding ha invertido. En esta oportunidad haremos hincapié en la venta de las acciones con la que la Holding participa en el capital de otras empresas.

Para realizar el análisis y a efectos de simplificar el mismo, suponemos que la Holding uruguaya es dueña del capital accionario de una empresa constituida en Uruguay (“A”) y de otra constituida en el exterior (sea jurisdicción BONT o No BONT). A su vez, suponemos que las compañías del exterior no poseen activos en Uruguay. Por ejemplo, las cuentas bancarias se encuentran en el exterior.
La renta obtenida por la enajenación de acciones de las empresas en las que la Holding tenga participación dependerá de la jurisdicción de residencia de esas empresas, a saber:

  • Compañías constituidas en Uruguay.
  • Compañías constituidas en jurisdicción No BONT.
  • Compañías constituidas en jurisdicción BONT.

Para el primero de los escenarios, es decir, que la Holding vende su participación de una empresa uruguaya, el resultado por la venta de esas acciones se encuentra gravado por IRAE a la tasa del 25%. En caso de que ese resultado arroje una perdida, la misma se considera deducible de otras rentas (en el caso de la Holding, esas otras rentas pueden ser otras enajenaciones de acciones).

Con respecto a la segunda hipótesis, en caso de que la Holding venda las acciones de una empresa domiciliada en una jurisdicción No BONT, la renta proveniente de esa enajenación no se encuentra gravada por IRAE, por tratarse de una renta de fuente extranjera.

Por último, en la hipótesis que la Holding venda acciones de una empresa domiciliada en una jurisdicción BONT, la renta generada deberá abonar IRAE a la tasa de 25%, siempre y cuando el 50% o más del activo de la sociedad del exterior se integre de forma directa o indirecta, por bienes situados en la República (Uruguay). Como vemos en esta hipótesis se amplía el concepto de criterio de la fuente, gravando por tanto rentas de fuente extranjera.

A efectos de considerar que jurisdicciones son consideradas BONT, la legislación vigente en la materia sostiene que estamos ante una jurisdicción de este tipo si:

  1. La tasa efectiva de impuesto a la renta en esa jurisdicción es menor al 12%, y
  2. Esa jurisdicción no cuenta con un Acuerdo de Intercambio de Información Tributaria con nuestro país.

Desde SATUS NOVA contamos con amplia experiencia en el armado de este tipo de herramientas JURÍDICAS, buscando obtener una adecuada planificación fiscal. ¡CONTÁCTENOS!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × uno =

Publicaciones relacionadas

Ingrese su palabra clave